ULTIMAS NOTICIAS

 

Por ZEN SOO

HONG KONG (AP) — YouTube suspendió el canal de Donald Trump durante al menos una semana ante preocupaciones por “riesgo de violencia continuado”, convirtiéndose en la última plataforma que limita la actividad del presidente de Estados Unidos en internet.

La plataforma de videos, propiedad de Google, dijo que retiró el contenido subido el 12 de enero al canal de Donald J. Trump por incitar a la violencia, aunque no estuvo claro de inmediato qué videos en concreto incumplían las normas.

“Luego de una cuidadosa revisión y a la luz de las preocupaciones sobre el riesgo de violencia continuado, eliminamos el nuevo contenido subido al canal Donald J. Trump y mandamos un aviso por violar nuestras políticas de incitación a la violencia”, afirmó un vocero de YouTube en un comunicado enviado por correo electrónico.

En base a esta suspensión, el canal no podrá subir videos ni realizar emisiones en vivo por al menos siete días, aunque sigue activo, explicó YouTube.

Los comentarios en el canal fueron desactivados de forma indefinida, añadió la plataforma. Según la política de YouTube, un segundo aviso supondría una suspensión de dos semanas, y el tercero, el veto permanente a la cuenta.

Las medidas para reducir la actividad del mandatario en las redes sociales se tomaron luego de que una turba de sus seguidores, alentados por su retórica, irrumpieron en el Capitolio la semana pasada para tratar de impedir que el Congreso certificase la victoria del presidente electo, Joe Biden.

Las empresas tecnológicas han actuado para suspender las publicaciones online de Trump, con Facebook e Instagram paralizando sus cuentas hasta al menos el final de su mandato, y Twitter de forma permanente. Otras redes, como Reddit y Snapchat, también lo han vetado. La red de compras online Shopify ha retirado las tiendas de Trump de su plataforma.

Otras como Apple y Google retiraron Parler, una red social popular entre los seguidores de Trump, de sus tiendas de aplicaciones. La web de Parler también se desconectó esta semana luego de que Amazon dejase de ofrecerle servicios de alojamiento.

Facebook prohibirá las publicaciones que nieguen o distorsionen el Holocausto y comenzará a dirigir a las personas a fuentes autorizadas si buscan información sobre el genocidio nazi.

El director general de la compañía Mark Zuckerberg anunció la nueva política el lunes, el más reciente intento de la compañía de tomar medidas contra las teorías de conspiración y la desinformación antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos el 3 de noviembre.

La decisión se produjo luego de que sobrevivientes del Holocausto en todo el mundo prestaron sus voces a una campaña dirigida a Zuckerberg donde le pedían tomar medidas para eliminar las publicaciones negacionistas en la gigantesca red social.

Coordinada por la Conferencia sobre Reclamaciones de Material Judío contra Alemania, la campaña #NoDenyingIt (No lo nieguen) utilizó a Facebook para que Zuckerberg escuchara las súplicas de los sobrevivientes, publicando un video al día pidiéndole retirar los grupos, páginas y publicaciones que niegan el Holocausto, así como el discurso de odio.

En una publicación el lunes, Zuckerberg dijo que cree que la nueva política logra el “equilibrio correcto” en esbozar las líneas entre lo que es un discurso aceptable y uno que no lo es.

“He batallado con la tensión entre defender la libertad de expresión y el daño causado por minimizar o negar el horror del Holocausto”, escribió. “Mi pensamiento ha evolucionado a medida que visto datos que muestran un aumento en la violencia antisemita, así como lo han hecho nuestras políticas más amplias sobre el discurso de odio”.

Zuckerberg había causado la molestia de la Conferencia sobre Reclamaciones de Material Judío contra Alemania, con sede en Nueva York, y de otros luego de unos comentarios realizados en 2018 al sitio web Recode en torno a que las publicaciones que niegan el genocidio nazi de 6 millones de judíos no serían necesariamente eliminadas. Señaló que no pensaba que los negacionistas del Holocausto se estuvieran equivocando “intencionalmente”, y que mientras las publicaciones no incitaran a daños o a la violencia, incluso el contenido ofensivo debía ser protegido.

Luego de generar revuelo, Zuckerberg, quien es judío, aclaró que, si bien encontraba que la “negación al Holocausto es sumamente ofensiva”, creía que “la mejor forma de combatir el mal discurso ofensivo es con un buen discurso”.

DETROIT (AP) — La agencia de seguridad vial de Estados Unidos lanzó el jueves una nueva aplicación para celulares que alertará a los conductores si sus vehículos tienen una falla que amerite retirarlos del mercado y ser reparados.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) lanzó la aplicación gratuita para teléfonos Android y Apple.

Los propietarios deberán ingresar o escanear el número de identificación de su vehículo (VIN por sus siglas en inglés) de 17 dígitos, y la app buscará en la base de datos de la agencia si esos modelos han sido sometidos a retiros. Si lo hay, la aplicación enviará una alerta, agregó la agencia.

Las personas también pueden verificar asientos para niños, remolques y neumáticos, y la aplicación los verificará en busca de retiros del mercado.

Hay servicios privados como Carfax que ya ofrecen aplicaciones similares para alertar sobre retiros del mercado de vehículos, pero esta es la primera vez que lo hace la NHTSA, que forma parte del Departamento de Transporte.

Los propietarios también pueden visitar la página https://www.nhtsa.gov/recalls y consultar la base de datos de la NHTSA para conocer las fallas que han merecido retiros.

Los propietarios de vehículos pueden obtener la app a través de las tiendas Google Play o la Apple Store buscando “SaferCar”. Se puede encontrar información completa sobre la aplicación en https://www.nhtsa.gov/safercar-app.

La agencia de seguridad dice que la información del vehículo se guarda en el teléfono del propietario y que no se comparte información personal con el gobierno.

Por BARBARA ORTUTAY

 

OAKLAND, California, EE.UU. (AP) — Twitter anunció el jueves que a partir de la próxima semana etiquetará afirmaciones engañosas o borrará mentiras que traten de socavar la confianza del público en las elecciones de Estados Unidos.

La política abarcará los tuits que busquen minar la confianza del público en el proceso electoral, como afirmaciones falsas sobre fraude electoral o manipulación de las boletas, o bien sobre el resultado de los comicios, dijo Twitter.

La red social agregó que la política entrará en vigor el 17 de septiembre, unas semanas antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos programadas para el 3 de noviembre.

Se prevé que muchos estadounidenses voten por correo a causa de la pandemia de coronavirus, lo cual probablemente retrase los resultados de los comicios. Las compañías de redes sociales han trabajado para reforzar sus políticas con el fin de evitar la información falsa, pero no está claro si esas labores serán suficientes.

Facebook dijo la semana pasada que restringirá nuevos anuncios políticos la semana previa a las elecciones y que eliminará aquellas publicaciones que contengan información falsa sobre el COVID-19 y los comicios. También incluirá enlaces de los resultados oficiales a las publicaciones realizadas por candidatos y campañas que declaren la victoria prematuramente.

Twitter ha tomado medidas más enérgicas que Facebook. Ha prohibido los anuncios políticos y comenzó a marcar los tuits del presidente Donald Trump con etiquetas de alerta a la necesidad de verificación de datos en mayo, provocando la molestia del mandatario.

Twitter, con sede en San Francisco, dijo que su política de etiquetar, en lugar de eliminar, los tuits que quebrantan sus políticas y que han sido publicados por líderes mundiales, seguirá en vigor con sus nuevas reglas. Eso significa que incluso si un candidato publica declaraciones engañosas sobre los resultados de las elecciones, la publicación probablemente se mantendría debido a que Twitter la considera de “interés público”. Dicho esto, la visibilidad de la publicación sería menor y la gente no podrá compartirla.

“No permitiremos que se abuse de nuestro servicio en torno a procesos cívicos, sobre todo alrededor de unas elecciones”, dijo Twitter en una publicación el jueves. “Cualquier intento de hacerlo, tanto nacional como internacional, se enfrentará con una aplicación estricta de las normas, que se aplican por igual y con criterio para todos”, añadió.

Aunque la política se produjo semanas antes de las elecciones estadounidenses, más de 80% de los usuarios de Twitter están fuera de Estados Unidos y la política aplicará a nivel mundial.

Por MICHAEL LIEDTKE

 

BERKELEY, California, EE.UU. (AP) — Steve Jobs, cofundador de Apple, falleció en el 2011 y no era fácil llenar el vacío que dejaba. Tim Cook, sin embargo, se las está arreglando bastante bien.

Inicialmente considerado una figura de transición tras la muerte de Jobs, Cook está cimentando su propio legado, al punto de que el analista Gene Munster, exejecutivo de Apple y hoy socio de Loup Ventures, dice que preparar a Cook para que lo sucediese “fue uno de los grandes logros de Jobs, que no ha sido debidamente reconocido”.

Apple valía 400.000 millones de dólares cuando Cook se hizo cargo y hoy es la primera firma estadounidense cuyo valor llega a los 2 billones.

Esto no fue fácil. Entre los grandes retos que enfrentó Cook figuran: Un descenso en la venta de iPhones como consecuencia de la creciente competencia, un fuerce cruce con el FBI en torno a la privacidad de los usuarios, una guerra comercial de Estados Unidos con China que amenazó con hacer bajar los precios de los iPhone y ahora una pandemia que obligó a cerrar muchos locales de Apple y provocó una fuerte recesión.

Cook, de 59 años, incursionó en nuevos territorios. Apple paga ahora dividendos trimestralmente, algo a lo que se resistió Jobs porque asoció esos pagos a los accionistas con firmas aburridas que ya están de vuelta. Cook aprovechó su cargo para promover los derechos civiles y las energías renovables. Y a nivel personal, reveló en el 2014 que era gay, el primer director ejecutivo de una de las empresas de Fortune 500 abiertamente gay.

Apple rechazó pedidos de entrevista con Cook. Pero resaltó declaraciones suyas del 2009, cuando ya manejaba el negocio mientras Jobs combatía un cáncer de páncreas.

Cuando se le preguntó cómo funcionaría Apple bajo su dirección, Cook dijo que Apple necesitaba “ser dueña y controlar las tecnologías primarias usadas en los productos que vendemos”. Ya como CEO, llevó esa prédica a la práctica y Apple es hoy un importante productor de los chips usados en los iPhone y las Mac. Indicó asimismo que Apple se resistiría a explorar la mayoría de los proyectos “para así poder concentrarnos en los pocos que realmente nos importan”.

Ese enfoque le ha dado buenos resultados a Apple. Al mismo tiempo, no obstante, Apple no ha logrado producir un sucesor al iPhone. Los relojes de usos múltiples y los audífonos inalámbricos son líderes de esos sectores, pero sin hacer grandes innovaciones.

Cook y otros ejecutivos han insinuado que Apple quiere pisar fuerte en el terreno de la realidad aumentada, que emplea pantallas telefónicas o aparatos visuales de alta tecnología para presentar imágenes digitales. Por ahora no ha presentado productos en ese sector.

Apple también está rezagado en el campo de la inteligencia artificial, sobre todo en el importante mercado de los asistentes digitales activados por la voz. Si bien Siri es muy usado en los aparatos de Apple, Alexa, de Amazon, y el asistente digital de Google han hecho grandes progresos.

Bajo la conducción de Cook Apple tuvo también algunos tropiezos.

En el 2017 causó enorme malestar en muchos clientes al limitar deliberadamente el rendimiento de los iPhone viejos cuando actualizaban el software, supuestamente para prolongar la vida de las baterías. Más de uno, en cambio, lo vio como una maniobra para impulsar las ventas de nuevos modelos de iPhone. Para aplacar el furor, Apple ofreció reemplazar las baterías con fuertes descuentos y posteriormente pagó 500 millones de dólares para resolver una demanda colectiva.

Apple también fue investigada por sus agresivos esfuerzos para minimizar los impuestos que paga y por las quejas de que abusa del control de sus aplicaciones y cobra demasiadas comisiones, al tiempo que hostiga a la competencia. En lo que respecta a los impuestos, un tribunal dictaminó en julio que Apple no había cometido irregularidad alguna.

Tras duplicar su tamaño en menos de cuatro años, la división de servicios de Apple genera hoy 50.000 millones de dólares anuales, más que todas menos 65 empresas de Fortune 500. Algunos estimados indican que la división de servicios sola puede valer 750.000 millones de dólares, lo mismo que todo Facebook.

Y su valor podría ser mayor todavía si Cook hubiera hecho algo que muchos analistas creen debió haber hecho hace años y hubiese comprado Netflix o algún estudio de cine para impulsar sus ambiciones en el streaming de videos.

Comprar Netflix era posible hace cinco años, cuando valía unos 40.000 millones de dólares. Hoy vale más de 200.000 millones y está fuera del alcance de nadie, incluido Apple.

EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Entrevistas con El Vocero Hispano TV: Evelyn Esparza

FOTO NOTICIAS